TRIUMPH TR3 A DE 1958

Quienes me conocen saben que este es uno de mis coches favoritos. De hecho hace más de veinticinco años que tengo uno.

He vendido algunos coches que nunca pensé que vendería, pero el TR3 siempre lo tendré.

Después de más de treinta años restaurando, conduciendo y vendiendo clásicos estoy absolutamente convencido de que pocos coches ofrecen lo que un TR3 por lo que cuestan.

Es un autentico roadster de la época en que deportivo era sinónimo de descapotable. Aunque un TR3 es mas bien un capotable. Esta diseñado para que la capota se monte solo cuando es verdaderamente imprescindible.

100 hp con poco más de 800 kgs y mucho par hacen que sorprendan sus prestaciones.

hoy sesenta años después anda y viaja al ritmo de los “modernos”.

Este TR3 es una de esas pocas oportunidades en las que se pone a la venta un coche que se restauró para no ser vendido nunca. Con lo que eso significa

Se restauró llegando a ese nivel que al que no puede llegarse si se hace para ser vendido.

Nosotros participamo de esa restauración con quien fué su propietario.

Es, sin duda, uno de los mejores TR3 que pueden adquirirse.

En RETROSPORT hemos restaurado muchos TR´s a lo largo de estos más de treinta años. Seguramente seamos quienes más.

Dicen que en Guadalajara es donde más TR3 por habitante hay de España.

Imagina porque